Terminaron con éxito las Clínicas de Biguá

 En el día de ayer finalizaron las clínicas de Rugby y Hockey que Biguá realizo en la Colonia de Vacaciones del Sindicato de Empleado de Comercio. Fueron dos lunes en donde chicos y chicas de distintas edades se acercaron a estos dos deportes.

Con una gran asistencia de chicos y chicas, ayer era el turno de los más grandes entre 10 y 14 años, se cerró la serie de dos Clínicas de Rugby y Hockey dictadas por jugadoras y jugadores de rugby y Hockey, respectivamente, de nuestro Club.

En estos dos lunes, los asistentes a la Colonia de Vacaciones del Sindicato de Empleados de Comercio se acercaron a estos dos deportes, aprendieron y disfrutaron de los conocimientos y la experiencia que les dejaron referentes de nuestro Club.

Delfina Blanco y Loana Colacci estuvieron en los dos días que se realizaron estas prácticas y fueron las encargadas de enseñarles lo que es el hockey a los más chicos. “El balance que puedo hacer de las dos clínicas es muy bueno. Ya que en ambas pudimos realizar la actividad deportiva de una forma entretenida, desarrollando los aspectos básicos del hockey”, precisó Delfina y agregó “Las chicas y chicos se mostraron entusiasmados por aprender este deporte. Realizaron todos los ejercicios con muchas ganas y se divirtieron. Al ser un deporte que hoy en día es conocido, había varios que ya sabían jugar y eso sumo mucho a la hora de participar”.

Loana hizo hincapié en lo que fue trabajar con dos grupos de distintas edades. “El primer lunes trabajamos con nenas y nenes más chicos y buscamos hacer ejercicios qué sean divertidos y que a la vez puedan aprender lo que es el hockey, ya que al ser nenes entre 4 y 8 años era más difícil que te den su atención. En cambio este último lunes, con chicos más grandes, pudimos hacer ejercicios más complejos y se nos hizo más llevaderos. Pero los dos días los nenes fueron divinos y reaccionaron muy bien”. Y agregó que “esta primer experiencia realizando una clínica fue muy linda, y espero que lo volvamos a hacer porque seguís aprendiendo cosas. No sólo aprendes entrenando o estando en club, si no estas experiencias te hacen ver el deporte de otra manera”.

Para Matías Montes, otro que tuvo asistencia perfecta a las Clínicas, llevar adelante estos dos lunes fue “algo muy lindo, como jugador del club fue una gran experiencia. Llevarle el rugby a los más chicos nos da la oportunidad de abrirles la puertas de Biguá para que vengan a jugar con nuestros infantiles”. Además dijo que “me sorprendió la cantidad de chicos que hubo los dos días, cosa que hizo que fuera todo más entretenido y divertido” y agregó que “muchos chicos conocían el deporte, pero nunca lo habían jugado”.

Fueron dos lunes en donde chicos y chicas de entre 4 y 12 años se acercaron a un nuevo deporte y, sobre todo, pudieron ver de cerca a jugadores y jugadores que visten la camiseta “Tricolor” y son un ejemplo de compromiso y deportividad, en lo que fue una experiencia novedosa para el Biguá y que tendrá réplicas a lo largo de este 2019.