Santiago Merlo: “Biguá este año está para mucho”

A horas del comienzo del Regional Pampeano A, charlamos con Santiago Merlo, capitán de Biguá que vuelve a la máxima categoría. En la charla, repasa una pretemporada intensa y lo que vendrá en este 2019 para los Biguenses.

El reloj descuenta horas, el verano parece haber quedado atrás y el Torneo Regional Pampeano empieza a aparecer en el horizonte. Y más allá de que haya cambiado la denominación, sea B o A, para Santiago Merlo, volver a pisar la cancha con sus 14 compañeros enfundado en la casaca tricolor, es un anhelo que año a año se renueva.

Y más allá que haya cambiado la denominación, y por ende los rivales, las canchas y la exigencia, para el capitán de este Biguá modelo 2019, las ganas y el compromiso no se negocian.

Y tanto saben de esto los muchachos de Las Dalias, que desde temprano comenzaron a prepararse para este desafío. “La pretemporada este año fue mucho más exigente, gracias al PF Dani García y a la incorporación de gimnasio en el club” destacó, y agregó que “se pudo trabajar mucho mejor que otros años. Fue una buena preparación que comenzó el 17 de Diciembre, y de manera muy cómoda, pudiendo entrenar en casa todos los días. Yo creo que el balance es positivo ya que en los partidos amistosos se notó un equipo bastante fuerte, por lo menos desde la parte física”.

La exigencia, el físico, la fuerza, el aguante, la compostura, parece ser unas de las bases en lo que se asentará Biguá en este Regional Pampeano A. Para el nuestro capitán “él equipo llega fuerte y motivado a la primer fecha. Venimos pensando esta fecha desde que nos dieron el fixture, entrenando desde Diciembre para llegar de la mejor forma contra un rival que tiene un nivel bastante alto y rodaje en el regional A”. Y cómo un mantra, repite la fórmula para encarar este tipo de desafíos: “Yo creo que el principal motor son las ganas de entrar a defender la camiseta de Biguá contra los rivales más difíciles, como se debe hacer”.

“El hecho de haber subido de categoría, como capitán y jugador, me hace saber que el club esta puesto donde tiene que estar, principalmente”, destaca el Popular “Pepo” y agrega que “por otra parte, también me hace saber que vamos a tener un desafío constante un fin de semana tras otro, que ya se acabaron los partidos más tranquilos y ahora vamos a tener que subir el ritmo, la entrega y la calidad para poder disfrutar este torneo”.

El cambio de categoría cambia un poco el paradigma. Más allá de la entrega y la responsabilidad a la hora de enfrentar este TRPA, Santiago sabe qué Biguá “principalmente, tiene que mejorar  la velocidad en el juego y el poco margen de error que se permite. Son dos de las cosas a las cual hay que adaptarse rápido ya que todos los equipos tienen un buen volumen de juego y no van a perdonar ninguna”, pero avisa “¡Ojo que nosotros tampoco vamos a perdonar!”

Cuando el fixture se hizo carne en el Plantel Superior, la primera escala los llevaba a la casa del Campeón. Para el primera línea, “tener el partido debut contra Mar del Plata Club lo veo como una motivación, es un equipo con mucha experiencia y que va a salir a jugar bien”. Aunque también, reconoce que “por otra parte esa motivación es la que nos lleva a superarnos, a saber que va a ser un partido complicado que vamos a tener que salir a hacernos respetar desde el principio hasta el minuto 80 y disfrutar de este tipo de partidos que son de los mejores que nos van a tocar jugar”.

Biguá crece con el mix que le da tener un plantel de chicos, no tan chicos y algunos más grandes. “Yo creo que los más chicos van a tomárselo como un buen desafío y van a tener ganas de salir a dejar todo”, refleja el “Capi”. Además, subraya que “el equipo por suerte viene creciendo bastante, y con la ayuda de los más grandes tratamos de mostrar el camino y motivar a los chicos a que siempre se puede un poco más y que ellos son tanto o más buenos que el resto que tienen enfrente”.

En el juego de la futurología, Santiago Merlos no duda: “Biguá este año está para mucho, se viene laburando lindo y hay mucha motivación tanto del cuerpo técnico como de los jugadores, dispuestos a dejar todo lo que tengamos y dejar al club en la mejor posición que podamos. Sabemos que va a ser un año duro por el salto de calidad que hay que dar, pero lejos de tener miedo, nos motiva a mejorar cada entrenamiento y tirar todos para adelante”. El capitán baja línea y marca el camino. Apuesta fuerte y confía. Entiende que tiene todo para capear este 2019 con éxito.