Nacha Bonavita: “Nuestros sueños siguen intactos”

El Regional de Clubes ya es historia para el hockey de Biguá y Nacha Bonavita pasa la página y se centra en el futuro. La delantera repasa lo que fue la experiencia de nuestro equipo en Junín y lo que le espera de acá en adelante a las dirigidas por Mariano Maidana.

El Regional de Hockey de Junín arrojó luces y sombras para Biguá. Seguramente el resultado no fue el esperado, pero para las chicas capitalizan estos momentos para barajar y dar de nuevo. Para Nacha Bonavita, una de las protagonistas de dicho torneo afirma que “el balance que hacemos con el equipo es que a pesar de no haber obtenido los objetivos deportivos que esperábamos, se vio reflejado en los diferentes partidos el crecimiento del equipo, rivales  que creíamos superiores en diferentes aspectos, logramos jugarles de igual a igual. Esto nos hace ganar confianza y enfocarnos para el torneo que está por comenzar”.

Ahondando el análisis, la número 9 se anima a hilar fino  y respecto al juego destaca que la “defensa en gran parte del torneo se mostró súper sólida y fue una de las cosas que se vienen trabajando desde principio de año”. Además agregó que “por otro lado, el mediocampo y las delanteras pudimos conectarnos y asociarnos a pesar de las ausencias importantísimas que tuvimos en el regional. Algunas jugadoras por diferentes situaciones personales no pudieron acompañarnos“.

“Estos torneos son sumamente enriquecedores porque nos permiten medirnos y poder pulir diferentes falencias antes de comenzar el torneo local”, cierra la explicación y se anima a apostar fuerte “este año tenemos un objetivo claro y es el ascenso”.

A la delegación que viajó a Junín las unía dos cosas: las ganas de crecer con equipo y la gran relación que tenían todas, desde las más nuevas a las más experimentadas. Para Nacha, “la calidad humana fue lo más admirable de todo el torneo. Fue maravilloso cómo las diferentes edades no fueran un impedimento para relacionarnos y conformar un grupo completamente sólido, estos viajes nos unen, nos encuentran y nos impulsan para llegar más alto”. Las redes sociales fueron testigo de ello, y la goleadora sintetizó cómo pocas lo que fue la convivencia entre todas las mujeres Biguenses: “Cómo lo mencionamos siempre, este club es nuestra familia y como tal nos llena de momentos únicos”.

“Nuestros sueños siguen intactos”, aclara Bonavita, pasando la página rápidamente. “A corto plazo podemos mencionar que el ascenso en este 2019 es nuestro objetivo y vamos hacer lo imposible por cumplirlo, se lo merece la familia Biguense que nos sigue a todos lados y además nos los merecemos nosotras por todo el trabajo que venimos haciendo hace años. Particularmente hace casi dos décadas que estoy en el club y nunca el equipo estuvo tan preparado como lo está ahora”.

Para finalizar, Nacha Bonavita tiene el futuro, como al arco, entre ceja y ceja. Y cómo en la cancha, no se amedrenta y encara con todo: “sin titubear, digo que nuestro próximo objetivo es el sintético propio. Y no tengo duda que con el apoyo de toda la gente que tenemos atrás y con la fuerza que le ponemos a cada objetivo lo vamos a lograr en poco tiempo”.